Difusión a miembros de la OSTC y website oficial www.ordendeltemple.org

Comunicado Gran Pasaje de Epifanía 2019

    

Muchos de nuestros corresponsales, simpatizantes, amigos y curiosos nos han preguntado porque nosotros decimos que somos templarios y pretendidos continuadores de la Orden del Temple medieval, es decir, de la Orden del Templo, o bien de su nombre exotérico, Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón o bien, por el nombre esotérico de Orden Soberana del Templo, o bien como en los archivos del Medievo, en resumen, Temple de Cristo...

 

Se nos pregunta por qué tantas “ordenes” y “grupos” se atribuyen dicho nombre como tantos pretendidos “grandes maestres” “grandes priores” comendadores y un largo etc.

 

Bien, no nos cansaremos de repetir que la Orden o cualquier nombre que se le de era bien conocida como la “Religión del Templo”, algunos pretendidos medievalistas han pasado por alto este importante asunto.

 

Si los señores de la Religión del Templo “citan los documentos”, es no solamente porque había una Religión del Templo, sino que había también, un “sacerdocio”

Si no, como podrían los “inquisidores dominicos” haber acusado tan gravemente a los hermanos capellanes llamados Priores de no pronunciar las palabras de la Consagración en la Eucaristía.

 

Este argumento que os citamos comprendemos que no agradara a los grupos que nosotros tratamos de hacer comprender....

Hombres de dura cerviz...

Bien pasemos

 

Entonces sí había y existía un sacerdocio en la Orden complementario con el sacerdocio romano salido también de la Orden de Melquisedek, pero de factura distinta al sacrificio de la Misa Eucarística y compartido, tanto por los capellanes romanos, como por los capellanes templarios, de factura distinta, no celebrando el Cristo doloroso sino el Cristo Glorioso, es algo que se puede comprobar en el mismo sello de la Orden de donde los dos caballeros montados en el mismo caballo.

 

Bien, pues ese famoso sacerdocio no se perdió jamás a pesar de las vicisitudes de los siglos y los tiempos y hubo y los hay hombres, mujeres y familias que ocultándose del Rey y del Papa correspondientes, lo mantuvieron intacto y adaptado a los Tiempos Presentes

 

Entonces como un hermano de cualquier grupo neo-templario puede decirse Caballero, Prior o Gran Prior si no ha sido consagrado o recibido por un capellán con poder bastante.

Si el cruzamiento es un sacramento, si un sacramento del “ORDEN” como puede otorgarlo alguien porque se ponga una túnica o tenga una espada...

 

Solamente hay que mirar Internet y ver como se reúnen en iglesias buscando un sacerdote romano o de otra confesión para “legitimar” o mejor dicho, “intentar legitimar” una ceremonia que carece en verdad de cualquier templariedad ésta que sea.

 

Bordeando las laderas del Mediterráneo a través de algunos países árabes llegando hasta la segunda guerra mundial, atravesando los siglos y las épocas el sacerdocio Templario Medieval heredado de la famosa Tabla Redonda, heredado todavía de más allá, con nombres de organizaciones diferentes.

¿Citamos a José de Arimatea? ¿Citamos a Nicodemo? ¿No fue citando a la tradición quien recogió la preciosa Sangre del MAESTRO? ¿No fue el guardián y depositario del famoso Grial? ¿No era José como Juan Bautista miembros de la famosa Orden ESENIA? Guardiana de la verdadera tradición Judía y no los sacrificadores del Templo.

 

En fin, a estos y aquellos que lean estas líneas, Buena Epifanía, que es en verdad la NAVIDAD TEMPLARIA, es decir la manifestación física de Dios a los ojos de los hombres

 

En la devoción a Nuestra Señora Madre Universal y al Paráclito de Toda Luz

 

El Colegio de Oficiantes de la O.S.T.C.

NON NOBIS OH BONITAS

           

 

publicado 14 diciembre de 2018