Difusión a miembros de la OSTC y website oficial www.ordendeltemple.org

Comunicado Gran Pasaje de San Miguel 2017

Muy pocas veces nuestra Orden se ha ocupado de la política, entendiendo ésta como la única posibilidad de la Ciudad de Dios, es decir de la Jerusalén Celeste.

Mezclar política y Religión en su sentido más amplio y para que algunos puedan comprender sólo sería posible siguiendo la pauta de la Autoridad (Dios) y el hombre (Poder).

Tal seria la Sinarquía política bien entendida y aplicada a todos los ámbitos de la vida humana, Pareja, sociedad, economía, etc.

Tal fue y sigue siendo unas de las metas y no de las menores de la Orden, que jamás ha sido comprendida ni por escritores e historiadores de vía estrecha.

Estos son los resultados de la actual miseria mundial, de esta sociedad que gobernada por los poderes políticos y económicos sin escrúpulos y no digamos por los poderes religiosos han convertido el planeta en una cloaca y una pocilga que a simple vista parece bien organizada.

La prueba más palpable y que vivimos dolorosamente en este tiempo es el fanatismo donde, en el nombre de Dios, muchachos que no han terminado ni los estudios primarios asesinan, matan y se inmolan esperando no sé qué paraíso inculcados por sus directores espirituales del momento.

Los sabios del islam, los que quedan se preguntan todavía, qué queda de aquellos hermanos árabes, alquimistas, médicos astrólogos, arquitectos, cuya tradición y conocimiento nos aportaron tal tradición y cumulo de conocimientos sin los cuales nuestra Orden no podría haber alcanzado tanto nivel de eficacia y conocimiento.

Qué pensaría nuestro hermano Dante y otros que bebieron de dichas fuentes tanto científicas como espirituales.

Se pregunta uno con angustia ¿pero de donde han salido esos imanes idiotas y fanáticos? Dónde han leído para predicar esa impostura satánica.

Sólo nos queda decir la frase de algunos sabios árabes:

“Pero Dios es más sabio”

¿No esperamos lo mismo los cristianos y los árabes, no esperamos al mismo personaje? Árabes y cristianos con diversos nombres a la espera de Nuestro Único Maestro.

¿No es el Verde del Islam, una señal para los caballeros árabes y cristianos?
Pues ya sabéis que en el argot alquímico después del León Verde aparecerá el León Rojo...

Entonces ya podéis comprender que ese Dios de los fanáticos y los asesinos los mantiene en la más absoluta ignorancia y ese pensamos que es su mayor castigo nacer, crecer, reproducirse y morir idiotas, tal es su destino final...

Por Nuestra Señora de Fátima

Non Nobis oh Bonitas!

 

publicado 2 octubre de 2017